Amamantar

Llegaste, y al contemplarme, tus ojos rebosantes de incertidumbre se precipitaron desde sus órbitas y me preguntaste:

¿Qué demonios haces?

Y  yo te dije: “Amamantar”

Al ver que no entendías que mis pechos estuvieran fuera de lugar me giré y desaparecí tras la cornisa.

Fue entonces, cuando aquel ángel me llenó los rizos de incertidumbre y la nuca de escalofríos.

Fue entonces, cuando María se bebió las calles…y a ti.

Anuncios

3 responses to “Amamantar

  • AdR

    ¿Un hombre que no entiende el misterio de ser madre?… así lo he entendido. Amamantar, qué gran verbo.

    Besos

    Me gusta

  • Quenton Veretta

    Hay amores que se deshidratan solos, y hay amores que siempre están por encima de cualquier bicho viviente. Yo siempre quise ser madre, y no es broma, siempre quise ser mujer y entre otras cosas por ver si llenaba mi pecho con el amor a una cría. Ya me callo, en el fondo solo quise decir que si levanto tus letras lo que veo es claridad. Un saludo, y llámame pesado. =))

    Me gusta

  • Aljana

    Opino que ser madre es “la experiencia” aunque hay personas que digan que está sobrevalorado. Me alegra que dentro de este mundo que se está volviendo del revés haya alguien que sea franco, si tomaran más teta se les pasaría la memez.

    Otro para ti.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: