Sobre el puente

Una vez ví asomarse tras la ventana una vida que intuía y deseaba como mía.

Una vez conseguí un beso prolongado inyectado de caricias y sexo alocado y sin prisas.

Una vez posaste tus labios sobre mis blancos senos eternamente ocultos al sol.

Una vez huí de un cordero con piel de lobo envalentonado.

Pero sólo esa vez lo fui todo, lo tuve todo.

Ahora no soy más que unos pulmones que respiran,

una boca que tiene sed,

una cabeza que se rige por el palpitar de un pecho temeroso.

No soy más que restos…

…los restos de una sombra frágil y tímida,

oculta tras el cableado de un puente lleno de cagadas de pájaro.

 

Anuncios

2 comentarios sobre “Sobre el puente

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: