He de decidir

Tengo que decidirme entre tus labios o el incienso que salvaguardas de la quema en tu mesita de noche, porque no autorizo seguir anteponiendo tu piel almidonada a la miel que satisface mi garganta en las noches heladas. ¿Como elegir entre lo debido y lo necesitado? ¿Dónde está el límite de lo meramente absurdo a... Seguir leyendo →

Anuncios

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: