La metamorfosis del vampiro

Baudelaire

La mujer, entre tanto, retorciéndose

igual que una serpiente en las brasas,

y amasándose los pechos por encima de las ballenas del corsé

dejaba deslizar de su boca de fresa estas palabras

impregnadas en almizcle.

<<Tengo los labios húmedos y conozco la ciencia

de perder en una cama la antigua conciencia.

Seco todas las lágrimas en mis pechos triunfantes

y hago que los viejos se rían con risas infantiles.

¡Para quien me ve desnuda y sin velos, sustituyo

a la luna, al sol, al cielo y a las estrellas!

Cuando aprisiono a un hombre con mis temidos brazos,

cuando abandono mi busto a los mordiscos,

timida y libertina, frágil y robusta,

soy, mi querido sabio, tan experta en deleites

que sobre ese colchón que se desmaya de emoción,

¡los ángeles impotentes se condenarían por mí!>>

Cuando me hubo chupado toda la médula de los huesos,

y me volví hacia ella con languidez

para darle un beso de amor, ¡no vi más

que un odre de flancos viscosos, rebosante de pus!

En mi helado terror, cerré los ojos,

y cuando volví a abrirlos a la viva claridad,

a mi lado, en lugar del fuerte maniquí

que parecía haber hecho provisión de sangre

entrechocaban en confusión unos restos de esqueleto,

que producían un grito como el de una veleta

o el de un cartel que, en la punta de una vara de hierro,

el viento balancea en las noches de invierno.

Charles Baudelaire (Las flores del mal)

Anuncios

9 responses to “La metamorfosis del vampiro

  • Jesús

    Este poema, si no estoy confundido (que bien pudiera ser), es uno de los que fueron inicialmente censurados de “Las flores del mal”.

    Me gusta

  • Aljana

    Pues es posible que sea, pero lo desconozco, lo que si se es que si eso ocurrió me alegro de que por fin lo podamos disfrutar. Me encanta su oscuridad e intensidad.

    Me gusta

  • AdR

    Mmm… suena tan tétrico como sensual, y viceversa.

    ¿Te puedes creer que aún no he leído esto de Baudelaire? Lo sé, lo sé… ya estoy tardando…

    Si te digo la verdad… cuando entro aquí prefiero leerte a ti que a Baudelaire 🙂

    Besos

    Me gusta

  • Guruput

    Sensual, macabro y horrendo: el triunfo del deseo sobre todas las cosas. Una verdadera pequeña-gran obra de arte que te asalta y te toma.

    Me gusta

  • el angel de las mil violetas

    Habia leido algo del autor, y este poema me ha encantado.
    Besos

    Me gusta

  • m

    Te maestae volucres, Orpheu, te turba ferarum,
    te rigidi silices, te carmina saepe secutae
    fleverunt silvae, positis te frondibus arbor
    tonsa comas luxit; lacrimis quoque flumina dicunt
    increvisse suis, obstrusaque carbasa pullo
    naides et dryades passosque habuere capillos.
    membra iacent diversa locis, caput, Hebre, lyramque
    excipis: et (mirum!) medio dum labitur amne,
    flebile nescio quid queritur lyra, flebile lingua
    murmurat exanimis, respondent flebile ripae.
    iamque mare invectae flumen populare relinquunt
    et Methymnaeae potiuntur litore Lesbi:
    hic ferus expositum peregrinis anguis harenis
    os petit et sparsos stillanti rore capillos.
    tandem Phoebus adest morsusque inferre parantem
    arcet et in lapidem rictus serpentis apertos
    congelat et patulos, ut erant, indurat hiatus.

    Me gusta

  • Sternek

    Si, uno de los seis poemas censurados…y Allan Poe rodeadico de cuervos…muy bien, pequeña padawan!

    Una recomendacion: queen of the night diana damrau, para youtube…

    Un besote desde zapillo´s world, morena!

    Me gusta

  • Mae

    ese que ves no es baudelaire es mi querido Edgar.

    Me gusta

  • En Sabah Nur

    Hey, hoy es mi primer visita a este blog y puedo decir que este trazo de alma melancolica es en verdad sublime, es erotismo y es la belleza de la oscuridad.

    Al leerlo me trajo el anhelo de volver a leer un libro que recomiendo, que se llama “Historias de Vampiros de Nancy Kilpastrick”, del cual les comparto una frase: Cheryl sintió que la energia era succionada desde su corazon y su cerebro hacia sus venas y de ahi hacia fuera, mientras una luz de plata se le metia por lo ojos y congelaba sus pensamientos. Sus miembros ateridos comenzaron a entumecerse y flaquear. ella luchaba por liberarse de aquel abrazo mortal….(p.16)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: