Leaving las Vegas

leaving_las_vegas

Leaving las Vegas

Dirección: Mike Figgis.
País: USA.
Año: 1998.
Duración: 112 min.
Intérpretes: Nicolas Cage, Elisabeth Shue, Julian Sands, Richard Lewis, Steven Weber, Valeria Golino, Laurie Metcalf, Vincent Ward, Danny Huston, Bob Rafelson, Mark Coppola, Carey Lowell, Julian Lennon, Lou Rawls.

Oscar: Nicolas Cage

Ben Sanderson es un guionista alcohólico que ha perdido todo. Destrozado llega a las Vegas, la ciudad que nunca duerme y el paraíso del vicio.

Por la calle se encuentra con Sera, una prostituta a la que paga para que duerma con él. En la habitación, sentado en el borde de la cama Sera comienza a practicarle sexo oral mientras Ben ahoga sus penas en más alcohol, después de un rato, él decide parar porque necesita que alguien le escuche.

Al final de la noche, ella reposa su cabeza sobre el pecho de él, se siente protegida y querida, quizás esto sea el detonante para que convenza a Ben de que este viva en su casa. A pesar de la dificil situación, él alcohólico y ella prostituta, todo parece ir bien hasta que el guionista ve a la chica tonteando con otro, en ese momento, cegado por los celos paga a una prostituta y se la lleva a casa de Sera.

Cuando ella va a casa y ve todo echa a Ben.

Ambos se añoran, como no, dos personas perdidas y sólas, en mundos oscuros y dolorosos que parecían haber encontrado un pequeño aliento para seguir adelante.

En ocasiones las personas somos como un imán que atraemos cosas buenas o malas, en este caso, nos quedamos con lo segundo. Después de que Ben se fuera de casa Sera es violada por un grupo de jóvenes.

Ambos están mas hundidos aún si cabe. Ella sin ningún tipo de dignidad y desolada, él cada día más borracho y más enfermo, suicidándose lentamente con las ingestas de alcohol.

Tiempo después se vuelven a encontrar…

Es una película para verla un día como hoy, de invierno, tapaditos con una manta, con ganas de dejarnos llevar por la tristeza y la melancolía. Un buen momento… un buen momento para descubrir lo que hay dentro de nosotros, lo que tenemos encerrado como si fuera una bestia: sentimientos que solemos teñir para disimular su grandeza por miedo a lo que puedan hacer con ellos.

Algunos la tachan de demasiado deprimente, pero ¿no es cierto que hay vidas así? Estamos acostumbrados a llamar lógico o normal a las cosas que nos suceden a nosotros y lo demás es oscuro, malo o deprimente. Mucha gente pasa por situaciones así, y esta película no es más que un reflejo de ello.

Anuncios

One response to “Leaving las Vegas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: