Mis manos al sol

    Danzo. Abro mis manos al sol, y le cedo mi piel para que la erice. Mis piernas se rinden a las hiedras, que felices hacen carreras subiendo hasta mis caderas. Me balanceo al ritmo de la brisa, que salpica mis lágrimas lejos, regando campos áridos, desenterrando traiciones, cadáveres de la ilusión que vomité.... Seguir leyendo →

Anuncios

Los versos fluyen

  Mis mejores versos fluyen cuando mi boca amarga, cuando el fuego quema mi estómago. Cuando, en días como el de hoy, me asola el ánimo, y mi cuerpo enferma por el desdén de mi mente. El mundo no me espera, y mis pasos cansados no logran hacer camino.

Darlo todo

Hoy me voy a inventar que lo di todo, que me entregué y salí ganadora. Que no toqué fondo, si no estrellas. Inventaré que ya no es necesario pedirme perdón, que no me sentí defraudada, que todo sacrificio merece una recompensa. Hoy me inventaré que a las zorras le dieron caza las gallinas. Que el... Seguir leyendo →

Cuando me pensabas princesa

 

Nada me recuerda a ti.

Ni siquiera cuando intentabas cazar mi nombre con tus manos.

Aquellas con las que soñabas adormecerme el cuerpo a base de yema de dedos.

Construí un teatro para observar, desde el palco,

cómo me echaban de menos tus ganas.

Me di entera,

y te quedaste vacío,

con las entradas agotadas

como los besos que nunca te di,

ni siquiera en sueños.

Septiembre se acaba,

yo,

feliz,

tú,

con el pecho lleno de dardos.

By Aljana.

Letras & Poesía

21

Las sombras

Hace tiempo dejaron de llorar

En la clandestinidad

De tu atribulada noche

Las palabras

Hábiles charlatanas

erosionaron el sinsabor

Subrayaron un sellado rencor

Y pactaron agrio silencio

Callaron

Sin ilustrar insólitos relatos

Las miradas

Hace tiempo renunciaron a señalarte

Sospechosas de abrir caminos

Que jamás fueron desvelados

Y yo

Acompaño la soledad

En la maraña de métricas

Tejidas inexorablemente

Angustiosas risas

Y fracasos desnudos

Apuntando a tu indiferencia

Ya no sé lo que soy

Lo que dicen mis manos

Cazando tu nombre

En el fino hilado de tu cabello

Rompiendo la extensa prosa

Que rodea el lago de plañidos

Delicado entender

Y tú

Princesa de rostro escondido

Máscara impasible

Tu colección

Coronas de flores secas

Extirpadas al triste septiembre

Tus collares

Piedras semi preciosas

Encierran mil y un escalofríos

Cien ánimas traicionadas

Infinitos ” te quiero”

De escenarios de teatro

Las butacas aún calientes

Mamen Monsoriu (3).pngmamenmonsoriu (6)

Ver la entrada original

Y un maldito día te dije adiós I

  Te dije adiós, después de dos chocolatinas. Obvié tus constantes llamadas, para castigarme, pues lo que más necesitaba era escuchar la voz que tantas veces me susurraba "Bella". Y así me hacías sentir, bella, fuerte, con posibilidades de librarme del naufragio agarrada a mis rizos de muñeca. Pero aún así te dije adiós, porque... Seguir leyendo →

13

Letras & Poesía

Y van trece.
El instante fue oscuro, pero la luz se iba haciendo un hueco, tímida, firme.
Un amigo, un café y una sorpresa.
Así llegaste, por arte de volante,
y mi estómago fue invadido por un revoloteo
que me preñó de un futuro lejos, apasionante.
Has osado a surcar mares tempestuosos junto y por mí,
dando todo lo que tus manos poseían.
Haciendo uso de una paciencia infinita de la que ni tú mismo intuías tener.
Deseo y anhelo que ese número de la mala suerte,
siga sumando alegrías, restando ansiedades y aniquilando miedos.
Gracias por ser mi compañero a pesar de.
Queda menos para llegar a la meta y espero hacerlo a tu lado.
Cuando pienso que las piezas no encajan,
vas tú y te acurrucas en el hueco de mi espalda
y entonces…
….vuelve a amanecer.

Mamen Monsoriu (2)mamenmonsoriu (11)

Ver la entrada original

Sábanas de saldo

    Por regla general no suelo escribir relatos, pero en esta ocasión lo hice y éste fue publicado en el libro "El hilo de Ariadna", una antología de los alumnos de la escuela de escritores de Zaragoza. ------------------------------------------------------------------------------------------------------   Sábanas de saldo: Sé que dejaste de ser mía hace mucho, pero aún perdura tu... Seguir leyendo →

El caldero

  El caldero:   Mira la bruja cómo revolotea sobre el caldero, cómo su piel verde sapo se torna violeta al verte la sonrisa. Se acostumbró desde niña a emplear el ritual de la fragilidad y la mofa de quienes la veneraban. Reúne ganado. Conquista mentes desubicadas. Y se ríe a carcajadas para acallar el... Seguir leyendo →

Jodidamente viva

  Es momento de calma y perpetuidad. La madurez se ríe tras de mi, al final me alcanzó. Me ha hecho traspasar, sortear y esquivar las miradas de zorra, los graznidos de urraca. No oculto que me hundí, que me llené de lodo, de alquitrán y de mierda. Los sollozos inconsolables me obligaron a hibernar.... Seguir leyendo →

Sólo tú, puedes otear la cumbre para hallar las baldosas amarillas. Sólo tú, puedes tejer emociones cambiantes a cada suspiro. Tú, aquella que se esconde entre ladrillos disfrazados de hogar. Tú, con los pies clavados en la acera, sin poder avanzar, con el corazón acelerado y la mente sudorosa. Tú, la que perdió el brillo,... Seguir leyendo →

Un pedazo de mí

Mis ojos lloran. Mi boca deshuesa. Mi corazón se engrandece tras las caídas porque no siempre el fango me sentó mal. No siempre la esperanza se esconde en un laberinto inaccesible.  Mi existencia se encuentra en tiempos de guerra,  mientras observo que todo está lleno de desembocaduras. Demando sensibilidad, porque el dolor dejó mi empatía... Seguir leyendo →

Mi fuego

    Mi fuego, el tuyo y el aire de tu aliento provocaron convulsiones y un adiós inesperado. Mis dedos, hoy gusanos ciegos retorciéndose un día de sol, aún recuerdan el mapa de tu piel. Eres perfecta, de sonrisa eterna, la reina de mi oscuridad. Palabras tatuadas y anudadas, hijas de un amor inventado, hoy... Seguir leyendo →

Quiero ser mar

Quiero ser mar, bravo y majestuoso. Y esconder pesares en caracolas vacías. Acunar cadáveres. Mostrar el rostro a los perdidos. Ser inspiración de versos y óleo. Escupir lo que me sobra, Regalando al que lo recoja ilusiones disfrazadas. Quiero ser mar para acabar mis días acariciando arena.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: